sábado, 30 de octubre de 2010

Reloj diseñado para homenajear a Mercedes Benz por 150 cumpleaños

El TAG-Heuer Grand Carrera Calibre 36RS Caliper Chronograph es un reloj de pulsera de lujo que huye de aquellos que quieren aparentar lo que no son y quieren ser importantes en la sociedad sin serlo. El TAG-Heuer Grand Carrera Calibre 36RS Caliper Chronograph es el reloj de pulsera que ha servido de inspiración al diseñador Peter Vardai para crear el TAG-Heuer Fórmula 1 combinado con Mercedes-Benz, el máximo lujo del diseño expresado con sencillez pero irradiando una belleza que exalta los más emotivos sentimientos. 
Carrera es la legendaria colección del icono de la relojería suiza de lujo, TAG Heuer, inspirada en el mundo del automóvil y cada pieza es un homenaje a la pasión que inspiran los circuitos de carreras donde se celebran los Grandes Premios, porque allí el tiempo cobra otra dimensión. Peter Vardai ha captado la esencia del mensaje y ha imprimido a su diseño multitud de referencias, muchas de ellas sutiles, a la Fórmula 1 y a una marca automóviles que admira, Mercedes-Benz en su versión de coche deportivo. Al apretar los dos botones que están junto al logotipo de Mercedes-Benz en la pulsera, ésta se abre o se cierra para permitir la perfecta adaptación en la muñeca. El diseñador ha ideado dos modelos, uno con correa de metal y otro con correa de caucho. Y hace una referencia al 150 Aniversario (1860 - 2010) de TAG-Heuer que se celebra este año, porque dice Peter Vardai que en su mente estaba unir a la tradición de una larga experiencia, los esfuerzos innovadores de la marca para permanecer en la vanguardia de la relojería de lujo.
Porque este concepto que es más una pulsera que un reloj que mide el tiempo, es sobre todo un homenaje a la gran marca de la relojería de lujo suiza TAG-Heuer, que fabrica relojes deportivos y cronógrafos, por su 150 Aniversario (1860-2010). La compañía fue fundada en 1860 por Edouard Heuer en St-Imier, Suiza. Su primer cronógrafo fue patentado en 1882, y en 1887 Heuer patenta el "piñón oscilante", aún usado en cronógrafos mecánicos. En 1911 Heuer patenta el primer cronógrafo de a bordo para automóviles y aviación, el "Time of Trip". En 1914 presenta su primer cronógrafo de pulsera y en 1916 presenta el Micrograph, el primer cronógrafo que mediría centésimas de segundo. Las Olimpíadas de Amberes, París y Amsterdam se cronometran con instrumentos de la firma. Pero esto ya es historia.


Fuente

2 comentarios:

Nenita dijo...

Cuanto vale y donde se puede comprar este reloj. Gracias

Nenita dijo...

Cuanto vale y donde se puede comprar este reloj. Gracias

Publicar un comentario